Los pellets de madera se utilizan como combustible de origen renovable y están fabricados principalmente a partir de subproductos de aserradero.

Se trata de un combustible refinado con probabilidad de deterioro durante su manipulación. Esto hace que su gestión deba basarse en la calidad a lo largo de toda la cadena de suministro; desde que se selecciona la materia prima hasta su entrega al usuario final.

Podemos decir que los pellets de madera se emplean como combustible, ya sea en sistemas de calefacción domésticos o en quemadores industriales.

El uso de pellets de madera nos aporta una serie de ventajas notables sobre todo a nivel de emisiones nocivas al medio ambiente. Siendo éstas considerablemente inferiores a las que se derivan del uso de otros combustibles fósiles como el petróleo o la gasolina.

También el uso de carbón a modo de combustible es potencialmente más contaminante que la utilización de pellets.

En definitiva, el uso de pellets en tu hogar o empresa es sinónimo de energía limpia y respetuosa con el medio ambiente.

Nuestros pellets gozan del sistema de certificación de calidad EnPlus A1. Esto significa que la calidad de su materia prima es óptima, lo que nos otorga una serie de ventajas respecto a otros pellets que no son A1:

  • Tienen un mayor poder calorífico, por lo que su capacidad de calentar cualquier estancia será mayor.
  • Producen una menor cantidad de residuos en tu caldera o estufa
  • Se reducen notablemente el nivel de averías en tu caldera o estufa

Además este sistema de certificación está basado en el internacional ISO 17225-2 correspondiente a los pellets de madera.

En EcoVicent aseguramos la calidad de nuestros pellets, ya que obtenemos nosotros mismos la materia prima en el proceso de reparación y montaje de los palés que se lleva a cabo en nuestras instalaciones, reutilizando esa madera virgen y sin tratados químicos para la fabricación de nuestro biocombustible. 

Por ello, te garantizamos que los pellets obtenidos son de la mejor calidad y el proceso de fabricación garantiza su óptima utilización y máximo poder calorífico, sin comprometer al medio ambiente.